Primer nivel en El Primer Palau (Revista Musical Catalana - 05/10/2018)

Updated: Nov 19, 2018

De Joan Seguí Mercadal ya hace tiempo que corre la voz, y con razón. Discípulo de J. M. Mas Bonet, de O. Candendo y de J. de la Rubia, este joven organista de ascendencia menorquina formado en la Escolanía de Montserrat tiene un talento innegable. Así lo valoró el jurado que el pasado mes de mayo le atorgó la Matrícula de Honor en su recital de fin de carrera en el órgano Blancafort de la basílica dónde de pequeño había cantado en tantísimos oficios.

Para su presentación en el Palau de la Música, Seguí recuperó una de las obras que interpretó en su recital final: la Fantasía y fuga sobre el coral “Ad nos, ad salutarem undam” de Franz Liszt. La apuesta era a todo o nada, jugando a una única carta, ya que presentaba una única obra que le iba como anillo al dedo al instrumento Walcker del Palau, prototipo de órgano romántico.

Joan Seguí Mercadal - Palau de la Música - Primer Palau

Los treinta y cinco minutos de la obra lisztiana, enorme, brillaron en las manos de Seguí, con una aproximación serena, fluida y -algo nada fácil- fácil. Con una registración acurada, Seguí exploró los límites sonoros del instrumento, con bellísimos y casi inaudibles interni (que sonaban como un lejano coro angélico) y majestuosos llenos, en un juego de contrastos profundamente orgánico -y perdón por el doble sentido. Ningún minúsculo trabalenguas en las figuraciones más traviesas restó aplomo y grandiosidad a la interpretación de Seguí, que tuvo el acierto de presentar Liszt con transparencia y honestidad y vaciándolo de grandilocuencia recargada.


Josep Barcons

  • Joan Seguí Facebook
  • Joan Seguí Instagram
  • Joan Seguí Youtube
  • Twitter Joan Seguí

©2018-19 Joan Seguí Mercadal